No todo lo que nos produce placer es dañino. Al contrario. El sexo es el mejor ejemplo. Practicarlo solo aporta beneficios: mejora el cutis y el corazón, mantiene a raya el cáncer, reduce el dolor, aumenta las defensas, desestresa… ¿necesita pruebas? Aquí van 7.

Por AINHOA PASTOR

1. FORTALECE EL CORAZÓN
Después de estudiar a 900 hombres durante un periodo de 20 años, investigadores ingleses han descartado la teoría de que demasiado sexo puede desencadenar un ataque cardíaco. Al contrario. Según su estudio, los hombres que tienen sexo dos o más veces a la semana tienen la mitad de posibilidades de sufrir un ataque que los que solo lo practican una vez al mes. Al tener relaciones sexuales, el cuerpo se activa como si estuviera haciendo cualquier ejercicio aeróbico (caminar, correr, patinar), y estos ejercicios son cardiosaludables, porque hacen que el corazón bombee sangre más deprisa y mejoran la oxigenación celular.

2. REDUCE EL ESTRÉS Y EL DOLOR
Si es de los que dice ‘no’ al sexo por estar estresado, búsquese otra excusa. Cuando se alcanza el orgasmo, el cerebro libera grandes cantidades de oxitocina, una hormona ligada tradicionalmente al sexo que deja el cuerpo revitalizado y desestresado. El sexo, además, aumenta el riego sanguíneo y el volumen de oxígeno que reciben los pulmones, lo que provoca una reducción de la presión arterial, como ha demostrado un estudio realizado en Escocia: los investigadores sometieron a medio centenar de personas a situaciones estresantes y certificaron que las personas con mayor actividad sexual tienen menos estrés. Además, el sexo aumenta la producción de endorfinas, una hormona que mejora el estado de ánimo. La liberación de oxitocina y endorfinas, además, calma los dolores de cabeza y los provocados por la artritis.

3. AYUDA A ESTAR EN FORMA
En 20 minutos de sexo se queman hasta 90 calorías. No parece mucho, pero a un ritmo de dos sesiones semanales, al cabo del año se consumen casi 10.000. Ese gasto calórico se debe a que en poco tiempo el cuerpo excede su carga habitual de trabajo. Y no solo se produce cuando hay penetración; incluso el simple roce de los cuerpos genera gasto energético, pues se activa el mecanismo de termorregulación del cuerpo, que acelera el metabolismo.

4. AUMENTA LAS DEFENSAS
Tener relaciones sexuales dos o tres veces por semana mejora el sistema inmunológico. Un estudio de la Universidad Técnica de Zúrich (Suiza), ratificado por varios trabajos estadounidenses, ha demostrado que el número de anticuerpos aumenta justo después del orgasmo. Al parecer, el cuerpo desarrolla más anticuerpos como modo de prevención, pues durante el acto sexual hay un intercambio importante de bacterias.


 

La oxitocina que se libera durante el acto sexual también mejora el humor y el estado de ánimo


5. REDUCE EL RIESGO DE CÁNCER
Un estudio realizado en Australia con jóvenes de 20 años demostró que quienes tienen relaciones sexuales al menos 5 días a la semana o se masturban hasta eyacular tienen menos posibilidades de desarrollar cáncer de próstata más adelante. Pero los beneficios del sexo no se circunscriben a esta edad: otro estudio publicado en los Estados Unidos ha revelado que los hombres mayores que tienen más de 20 eyaculaciones al mes tienen menos riesgo de desarrollar cáncer de próstata que aquellos que tenían una sola relación sexual a la semana

6. MEJORA EL SUEÑO
Es otro de los beneficios de la oxitocina que se libera durante el sexo: además de ayudar a reducir el estrés y el dolor, esta hormona también ayuda a dormir mejor (sin necesidad de pagar 19.980 dólares por noche por dormir como un Vanderbilt). Y dormir es una de las claves para tener una vida saludable, pues mantiene el cuerpo descansado, ayuda a mantener un peso adecuado y también a controlar la presión arterial. Además, es una evidencia que dormir bien es vital para recargar energías y sentirse positivo.

7. FLEXIBILIZA LA ESPALDA
Durante el sexo, los grupos de músculos más utilizados son los abdominales y los glúteos. Esos músculos sostienen la parte baja de la espalda. Si estos músculos están fuertes, tonificados y en buenas condiciones, no solo mejorará el estado de su espalda, sino que notará una mejora de su postura.